Usted está aquí

Noticias

Noticias

El Instituto de Bioquímica Vegetal y Fotosíntesis (IBVF) cumple cincuenta años

27/06/2017

Sevilla, 27 de junio de 2017. El IBVF, perteneciente al Centro de Investigaciones Científicas Isla de la Cartuja (cicCartuja), cumple 50 años. Con motivo de este acontecimiento se ha programado un acto científico y un acto institucional. El acto científico consistirá en una serie de conferencias que se celebrarán el día 29 de junio y en la que los investigadores principales del Instituto expondrán las investigaciones más relevantes llevadas a cabo en el IBVF.

El acto institucional tendrá lugar el 30 de junio a partir de las 12.00 h y en él participarán el Consejero de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía, Antonio Ramírez de Arellano, el Presidente del CSIC, Emilio Lora-Tamayo, el Rector de la Universidad de Sevilla, Miguel Ángel Castro, el Director General de la Fundación General CSIC, Miguel García Guerrero, y el actual Director del IBVF, Luis C. Romero.

El IBVF, un centro de investigación científica de excelencia

El IBVF es un centro de investigación mixto de la Universidad de Sevilla y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), cuyas principales líneas de investigación se centran en el estudio de las bases moleculares del desarrollo en cianobacterias y plantas; la señalización celular y adaptación al estrés ambiental de los organismos fotosintéticos; la expresión génica y regulación metabólica en células vegetales; la bioeliminación del CO2 atmosférico en la lucha contra el cambio climático; y la biotecnología de microalgas para la producción de biocombustibles y compuestos de interés industrial.

La figura de Manuel Losada Villasante

El homenaje a Losada Villasante tendrá lugar el viernes 30 de junio al final del acto institucional, en el que asimismo se le hará entrega a su esposa de una placa conmemorativa. Nacido en 1929, en Carmona (Sevilla), Losada Villasante es sin duda alguna uno de los científicos más brillantes de nuestro país. Discípulo de Severo Ochoa, viajó durante los años 50 a Estados Unidos y Alemania para completar su carrera académica. A su regreso fue nombrado Catedrático de Bioquímica por la Universidad de Sevilla, una tarea que simultaneó con sus trabajos de investigación centrados en los mecanismos de la fotosíntesis y la dirección del Instituto. En 1995 recibió el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica por haber llevado a cabo investigaciones pioneras y esenciales sobre la asimilación fotosintética del nitrógeno, clave fundamental para el desarrollo de la vida.