Usted está aquí

Noticias

Noticias

Hernán Miguez gana una “Starting Grant” del Consejo Europeo de Investigación

07/10/2012

Un proyecto liderado por Hernán Miguez, investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en el Instituto de Ciencias de Materiales de Sevilla (ICMSE), ha sido incluido dentro del reconocido programa “Starting Grant” del Consejo Europeo de Investigación (ERC, por sus siglas en inglés) correspondiente al año 2012. Este programa tiene el objetivo de brindar apoyo económico a jóvenes investigadores de excelencia que buscan establecer (Starter grant) o consolidar (Consolidator grants) sus grupos de investigación en Europa.

La subvención que implica el programa “Starting Grant” puede llegar al monto de un millón y medio de euros durante cinco años, cifra que permite a los jóvenes científicos conformar grupos propios de investigación. De hecho, es ese uno de los principales objetivos de esta iniciativa, fomentar la creación de nuevos grupos. Se trata de un programa muy competitivo en el cuál sólo se admiten proyectos de excelencia científica, que son evaluados por varios tribunales de expertos internacionales de prestigio.

Este 2012 se presentaron 4741 proyectos, de los cuales sólo fueron seleccionados 539, entre ellos 29 españoles. El proyecto liderado por Miguez, titulado “Polymer-Inorganic Flexible Nanostructured Films for the Control of Light (POLIGHT)”, ha sido uno de los premiados con esta importante financiación. Su grupo, denominado Materiales Ópticos Multifuncionales, fue creado en el año 2011 y consta de varios investigadores postdoctorales y estudiantes de tesis. El proyecto se ha conseguido dentro de la modalidad “Consolidator”, destinada a aquellos jóvenes investigadores que ya lideran un grupo de investigación.

El proyecto POLIGHT se centra en el desarrollo de nuevos materiales ópticos flexibles que permiten controlar la transmisión, reflexión, absorción y emisión de luz. Sus aplicaciones principales se encuentran en los campos de la energía renovable, dispositivos emisores de luz o en el de protección contra radiación ultravioleta. Entre sus principales propuestas novedosas, destaca la de obtener films biocompatibles que permitan bloquear la radiación ultravioleta del sol sin necesidad de emplear compuestos absorbentes; y por tanto eliminando toda una serie de efectos secundarios perjudiciales tales como la generación de radicales libres o la fotodegradación de los propios materiales protectores. En otra vertiente del proyecto, se busca integrar estructuras ópticas complejas en dispositivos fotovoltaicos o LEDs flexibles que puedan beneficiarse de una mayor y controlada captación o emisión de luz