Usted está aquí

Noticias

Noticias

Los estudios de 2012 confirman la importancia del Golfo de Cádiz para cetáceos y aves marinas

20/03/2013

Los análisis de los resultados de campañas de mar realizadas durante 2012 en el Golfo de Cádiz comienzan a dar sus primeros resultados. El proyecto sobre abundancia de aves y cetáceos en el área marina del Golfo de Cádiz que ejecutan la Estación Biológica de Doñana (EBD), instituto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y CIRCE con la colaboración de CEPSA demuestra que a la importancia del Estrecho de Gibraltar, se suma la del Golfo de Cádiz como área de especial interés en lo que a cetáceos y aves marinas se refiere.Esta área de estudio comprende la franja costera que va desde Ayamonte (Huelva) hasta Tarifa (Cádiz).

Durante 2012 se realizaron cuatro campañas, en las que se recorrieron más de 3200 millas náuticas, y tiene como objetivo identificar las especies de aves y cetáceos de la zona para evaluar los impactos que la acción humana puede provocar. Las especies de cetáceos avistadas son delfín común, listado y mular; orcas; cachalotes; rorcual común; marsopa; calderón común y gris. En cuanto a aves, destacan avistamientos de alcatraz, pardela balear, pardela cenicienta, charrán patinegro, paíño europeo y págalo grande, entre otras.

Para los investigadores de la Estación Biológica de Doñana, Renaud de Stephanis y Manuela G. Forero, “estos datos nos demuestran que estas zonas costeras en las provincias de Cádiz y Huelva cuentan con una biodiversidad importante en lo que a aves marinas y cetáceos se refiere, es por ello que debemos continuar trabajando para detectar y evaluar riesgos potenciales que nuestra actividad pueda provocar”. Estos datos de 2012, según ha indicado el propio de Stephanis “nos permitirán, en un futuro establecer áreas marinas prioritarias para la conservación de estas especies, y por consiguiente de todo el ecosistema del que dependen”. Se trata de la primera fase de este proyecto, que tendrá un presupuesto de 350.000 euros y un plazo de ejecución de tres años.

Durante este ejercicio 2013 también se realizarán otras cuatro campañas en las mismas épocas que la anterior. Paralelamente a la campaña de mar se han realizado censos de aves marinas desde costa, cubriendo la distancia comprendida entre la desembocadura del Guadalquivir y Mazagón. Estos censos, cuya metodología se ha mejorado enormemente, dan continuidad a los que ya ha venido realizando años atrás el equipo de seguimiento de la EBD-CSIC. La investigadora, Manuela G. Forero resalta la importancia de la información generada por estos censos para analizar tendencias temporales a largo plazo en las especies presentes en la costa, y así poder predecir la respuesta de las mismas a cualquier alteración natural o provocada por las actividades humanas en el medio.