Usted está aquí

Noticias

Noticias

Los centros distinguidos con el Severo Ochoa reciben su galardón de excelencia

04/07/2013

Los directores de tres centros del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han recibido este jueves el galardón de excelencia científica Severo Ochoa que promueve el Ministerio de Economía y Competitividad a través de la Secretaría de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación. La mención pretende promover la investigación de excelencia que se realiza en España en cualquiera de los campos de la ciencia y les asigna a los seleccionados cuatro millones de euros para potenciar el centro.

Los directores de la Estación Biológica de Doñana, el Instituto de Tecnología Química y el Instituto de Física Teórica, los tres centros del CSIC distinguidos, han recibido el premio junto a los representantes de los otros dos galardonados: el Centro de Regulación Genómica y el Instituto de Física de Altas Energías.

En la ceremonia, celebrada en la sede de la Secretaría de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación, han intervenido, entre otros, la secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación, Carmen Vela, y el presidente del CSIC, Emilio Lora-Tamayo. También ha contado con la asistencia de la subdirectora general de Planificación y Seguimiento, Clara Eugenia García.

“En estos difíciles momentos, estos reconocimientos tienen aún más interés, ya que suponen un espaldarazo a los investigadores de estos centros, por la calidad de su labor, y les recuerda que están al más alto nivel, que su trabajo es excelente y está a la vanguardia”, ha destacado Lora-Tamayo.

Luis Ibáñez, director científico del Instituto de Física Teórica, destaca la importancia del premio como reconocimiento internacional: “El galardón es muy importante para nosotros ya que con él parece que culmina el gran esfuerzo llevado a cabo por el CSIC para unir en un mismo edificio los proyectos científicos de nuestro instituto y de nuestros colegas de matemáticas, que obtuvieron esta misma distinción en la edición anterior. En poco tiempo nos hemos convertido en un centro de referencia en Europa, y esperamos que este reconocimiento y la inversión que conlleva signifique un impulso más para el avance de la ciencia”.

Juan José Negro, director de la Estación Biológica de Doñana, destaca: “Hace 50 años el trabajo que se hacía en Doñana era observacional; con una libreta y los prismáticos. Hoy en día, y este reconocimiento lo pone de manifiesto, nuestro trabajo va más allá, y se ha implementado con laboratorios de última generación para los análisis de toda la información que se recoge. Eso sí, lo único que no cambia es nuestro servicio a la sociedad, dirigido a estudiar el medio ambiente y a conservar la biodiversidad. Así que estamos muy agradecidos por recibir un apoyo oficial a este reto social que nos hemos marcado como objetivo y que destaca el trabajo de los investigadores del CSIC.

Avelino Corma, director científico del Instituto de Tecnología Química, apunta: “Este galardón nos va a permitir establecer un proyecto que aúne distintos grupos del instituto con un objetivo común: diseñar catalizadores y fotocatalizadores de reconocimiento molecular. El instituto obtiene recursos de las empresas aal realizar proyectos industriales, muy dirigidos a un objetivo concreto, que pretenden solucionar un problema a corto o medio plazo. Este programa nos permitirá atacar proyectos de conocimiento más básico”.

El programa Centros de Excelencia Severo Ochoa está dirigido a aquellos centros y unidades ya existentes que realizan y ejecutan investigación básica de frontera y se encuentran entre los mejores del mundo en sus respectivas áreas. El procedimiento de selección se basó en “las mejores prácticas internacionales”. La evaluación y selección se llevó a cabo por un comité científico independiente formado por científicos activos de prestigio internacional.

Los tres institutos del CSIC distinguidos

Estación Biológica de Doñana: Desarrolla una investigación multidisciplinar al más alto nivel, dirigida a la comprensión, desde un punto de vista evolutivo, de la forma en que se genera la biodiversidad, la manera en que se mantiene y deteriora, además de las consecuencias de su pérdida y de las posibilidades de su conservación y restauración.

Instituto de Tecnología Química (centro mixto del CSIC y la Universitat Politècnica de València): Comenzó su andadura en 1990 de la mano de Avelino Corma y actualmente está dirigido por Miguel Ángel Miranda. Realiza su investigación en el campo de la catálisis, los nuevos materiales y la fotoquímica.

Instituto de Física Teórica (centro mixto del CSIC y la Universidad Autónoma de Madrid): Su objetivo es el desarrollo de la investigación científica de calidad en el área de la física teórica, así como la participación en la formación de jóvenes investigadores y profesionales en la transmisión de conocimiento a la sociedad.